Logo BPS

La Guía del ISV

Te ayudamos a encontrar el mejor software de gestión y la información más útil sobre el sector

Los lenguajes de programación del futuro

Rust, Kotlin, Golang o Swift se perfilan como sustitutos de los lenguajes más antiguos, que no pueden avanzar rápido (Java) o se vuelven aún más pesados al añadir más características (C++)

Por:  Redacción Channel Partner   05/11/2021

Código de desarrollo de programas.
Código de desarrollo de programas.

La lista de lenguajes y protocolos de programación existentes en el mercado es cada vez mayor, lo que dificulta la elección del más adecuado a la hora de poner en marcha un proyecto o un aplicativo específico. Algunos de los lenguajes que están surgiendo son especialmente modernos y sencillos, pero son capaces de competir con los ya establecidos en el sector. Además, existe otro factor a tener en cuenta: la industria del desarrollo de software está en auge y un enorme porcentaje de nuevos desarrolladores se incorporan al sector, por lo que los lenguajes de programación más sencillos y fáciles de desarrollar tenderán a ser los más populares, haciendo que los tradicionales pierdan cuota de mercado.

Estos son algunos de los lenguajes que, según un informe de la empresa Softtek, más popularidad están ganando en los últimos tiempos. 

Rust: Es un lenguaje cuyo objetivo es implementar aplicaciones o sistemas operativos relacionados con Windows, Linux o macOS. Es un proyecto de código abierto que permite también programar aplicaciones web a menor escala que lenguajes tradicionales. Es un lenguaje de bajo nivel, muy abstracto, cuyo primer caso de uso fue el desarrollo del navegador Firefox. Una característica fundamental de este lenguaje es que evita que se produzcan daños en los códigos si tiene lugar un error, es decir, aporta seguridad y fiabilidad en el ámbito de la gestión de errores, ya que garantiza la protección de la memoria. Durante los últimos cinco años, es el lenguaje de programación más valorado según la encuesta Stack Overflow Developer Survey.
 
Kotlin: Es un lenguaje pragmático, orientado principalmente a objetos, pensado para funcionar con la Máquina Virtual de Java (JVM) y Android. Es open source, sencillo y fácil de usar y destaca por su seguridad y claridad. Adicionalmente, permite reducir las líneas de código, aproximadamente en un 40% con respecto a otros lenguajes, ahorrando recursos y costes. La gran ventaja de Kotlin son las corrutinas, que permiten manejar hilos en segundo plano de una manera muy sencilla y mucho más potente que de las maneras tradicionales, aumentando la productividad de los desarrolladores. Es el segundo lenguaje de programación más popular en el ecosistema de JVM, y en años anteriores Google lo ha declarado el lenguaje preferido para los desarrolladores de aplicaciones de Android.
 
Golang: También conocido como Go, es el nuevo lenguaje de programación open source creado por Google. Se caracteriza por ser simple, con un vocabulario muy sencillo y una curva de aprendizaje rápida y fácil. Se emplea principalmente para servidores web, canalizaciones de datos y aplicaciones de aprendizaje automático. Se trata de un lenguaje muy potente con un rendimiento elevadísimo, ya que su compilador pasa directamente el código escrito a código máquina, siendo totalmente orientado a objetos. Además, posee un recolector de basura, funciones de reflexión y compilación cruzada. Con muchas mejoras programadas para el lanzamiento de Go 2, ganará aún más popularidad en el futuro.
 
Swift: Fue creado en 2014 por Apple para las aplicaciones de IPhone e IPad, y actualmente ha llegado a reemplazar a los lenguajes basados en C (C, C++ y Objective-C) como el lenguaje principal de Mac, IOS, Apple TV y Apple Watch. Este lenguaje de código abierto se caracteriza por ser simple, versátil y con aplicaciones prácticas. Además, es rápido, seguro y fácil de aprender.

Python y JavaScript dominan el mercado de los lenguajes de programación desde hace tiempo, y siguen ganando cada vez más popularidad. Pero los lenguajes más antiguos tienen el bagaje del pasado y no pueden avanzar rápido (Java) o se vuelven aún más pesados al añadir más y más características (C++). Esto no ocurre con los lenguajes más nuevos que pueden satisfacer la demanda de los desarrolladores de hoy en día. La mayoría se centran en la ergonomía del desarrollador y admiten características modernas como la inferencia de tipos, seguridad nula, expresividad o brevedad. Muchos de ellos también están diseñados para aprovechar el hardware y la infraestructura modernos (Cloud, Multi-Core, GPU, TPU)”,  sostiene Rafael Conde, digital and innovation director de Softtek EMEA.

Buscador de ISVs